TOMA MUY ENSERIO LA ELECCIÓN DE TU BARBERO

Barbero

HOLA, SOY ALEJANDRO, Y SOY MUY QUISQUILLOSO A LA HORA DE ELEGIR UN BUEN BARBERO.

Quería aprovechar esta oportunidad para contarles algo que caí en cuenta en una experiencia terrible que tuve ayer en una barbería.

Y es que definitivamente cuando uno conoce algo, le gusta y le funciona, uno no lo cambia nunca: uno se casa con cosas, con situaciones; con personas e inclusive con marcas ¿muy exagerado?

Pues no. Piénsalo bien, seguro tú también tienes una salsa de tomate favorita; prefieres el Iphone o el Android; tienes una tienda online favorita e inclusive una marca de ropa interior que no cambias por nada; te gusta una comida puntual de una persona en específico. Así mismo nos volvemos muy selectivos a la hora de elegir a nuestros amigos y… NOS ACOSTUMBRAMOS A UN SOLO BARBERO o estilista.

¿Por qué? Porque es él quien conoce exactamente nuestra imagen, que corte nos queda mejor, hasta qué punto nos podemos arriesgar y sabe milímetro a milímetro cómo cortar. Todo se vuelve un pacto implícito:

  • Así hayan mil barberos.
  • Así la fila de turnos parezca interminable.
  • Así cambie de barbería.

No nos importa nada: lo elegimos siempre a él, lo esperamos y lo seguimos por toda la ciudad. Estás de acuerdo conmigo ¿o sigo muy exagerado?

El caso es que ayer me pasó LO PEOR: tenía una reunión muy importante que salió de improvisto. Era tan crucial ese encuentro que debía tener una excelente presentación personal así que poco antes fui a buscar a mi barbero y no estaba, ahí es cuando tuve que tomar la decisión más difícil: ENSAYAR CON OTRO.

Me sentí como si estuviera siendo infiel ajajajaja! Y no miento. Pero como el karma existe o el destino o quizá algo macabro, lo que pensaba que iba a pasar se dio. El corte quedó todo irregular, en una parte parecía trasquilado, me veía más cabezón, o al menos eso es lo que yo sentía. Le pedí entonces que me bajara, el corte, un poco más… y más y más hasta que quedé CALVO.

Estaba iracundo y terriblemente feo. Y mis compañeros de trabajo estaban de acuerdo. Finalmente con personalidad logré sacar adelante la reunión que teníamos y logramos el objetivo de venta propuesto, pero de algo si estoy seguro:

NUNCA ME VUELVO A MOTILIAR DE AFÁN Y MUCHO MENOS CON UN BARBERO DIFERENTE.

TU IMAGEN TE DA SEGURIDAD, TE PERMITE DESENVOLVERTE MEJOR EN SOCIEDAD. 

La imagen no lo es todo, pero creo que definitivamente es fundamental a la hora de relacionarnos y es un reflejo de nuestra personalidad. Por eso me gusta cuidarme, hacer ejercicio, comer saludablemente y estar muy pendiente de mi presentación personal, de la ropa y el momento en que la uso.


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published